En este post quiero hablarte, a modo de introducción,  sobre la LEY DE LA ATRACCIÓN, mundialmente famosa entre el gran público gracias a la película documental EL SECRETO  (2006). Además, al final del post te diré la herramienta que puedes usar para ponerla a funcionar a tu favor. Pues bien, antes de entrar en materia, quiero hacer precisamente eso, hablar de la materia para hacerte entender un poco mejor qué es esta increíble y poderosísima ley.

La materia

La materia, según la física, está formada por átomos, cada uno de los cuales formado a su vez por un núcleo de protones y neutrones y, alrededor de éste, un número de partículas de electrones orbitando alrededor.

Cuando miramos un objeto, ya sea animado o inanimado, vivo o inerte, nadie duda de que ese objeto es real y nos imaginamos todos los átomos muy juntitos entre sí para formar eso que estamos viendo y que podemos tocar y sentir con nuestras manos. Sin embargo, sorprende saber lo que desde la física también se ha comprobado y que es que un átomo es básicamente espacio vacío y que la materia tan solo constituye un 0,00001%. Por tanto, tenemos en cuenta que todo lo que hay en el universo está formado por átomos, esto significa que el 99,99999% de lo que existe es vacío: tu casa, tu mano, la pantalla del ordenador o la hoja de papel que estás leyendo en estos momentos.

Por otra parte, la física cuántica ha demostrado que la partícula más pequeña de la que están hechos los atomos, el quark, puede comportarse como partícula (materia) o como onda (energía o vibración) y que su comportamiento como una u otra cosa depende de las expectativas de quien hace el experimento, esto es, que la mente del experiementador u observador influye sobre los resultados del experimento y, por tanto, sobre la materia.
¿En qué se traduce esto? En que ese objeto del que hablaba antes, ya sea una casa, un ordenador, una hoja de papel o cualquier cosa que puedas imaginar, está hecho de o se comportará como materia o energía, dependiendo de las expectativas que tengas ante el mismo.

¿Qué implica entonces para tí? Pues que si tu eres el observador de lo que te rodea, entonces tienes el poder de influir en lo que observas en tu vida condicionando el resultado de lo que ocurra y que entre las infinitas posibilidades que existen de que ocurra algo, tu puedes elegir la que desees enfocándote en ella.

La ley de la atracción

De lo dicho hasta ahora, puedes deducir que tú mism@, compuest@ de átomos, eres materia y energía a la vez. Pero además, como ser energético que eres, cuando piensas o sientes, emites una energía o vibración distinta.

A este respecto, la ley de la atracción explica que las energías afines se atraen y puesto que tu eres un ser que emite energía a través de tus sentimientos y tus pensamientos, según sean aquellos que estás emitiendo, así es aquello que estás atrayendo a tu vida. Es decir, eres como un imán que atrae lo mismo en lo que vibras (sientes y piensas).

Pongamos un ejemplo: Imagína que te pasas el día diciendo y/o pensando “no tengo esto“ (lo que sea) y además sientes la angustia, la frustración, la tristeza o la rabia de no tenerlo. ¿Cuál será el resultado de esa manera de pensar y sentir según la ley de la atracción? Que no lo tendrás.

Por otra parte, este fenómeno lo habrás podido observar tú mism@ cuando te ha llamado un amigo con el que hace tiempo no te relacionabas y en el que ”casualmente” acababas de pensar ese mismo día o semana.

Por lo tanto, ahora que sabes como funciona la ley de la atracción, puedes ponerla a trabajar a tu favor ya que controlando tu vibración energética a través de tus pensamientos y sentimientos, podrás controlar la naturaleza de aquello que atraes, ya sean situaciones, cosas, personas…

Por último, para ayudarte a poner a tu favor la ley de la atracción, te sugiero utilizar la técnica llamadavisualización creativa. Aunque en un próximo post te hablaréde ella, en mi ebook GRATUITO “5 Claves para conseguir todas tus metas” que te puedes descargar justo bajo estas líneas, dedico todo un capítulo a dar los detalles de utilización de esta genial herramienta, por lo que si lo deseas, hoy mismo puedes empezar a aplicarla a diario y ser el/la creador/a de tu propia vida y no un barco a la deriva. Si lo deseas, también puede comunicarte conmigo a través de mi formulario de contacto o reservando una sesión telefónica gratuita de 20 minutos en la que te explicaré en qué consiste y en qué te puedo ayudar.

¡Que tengas un día maravilloso!