¿Cuántas veces te ha pasado que estabas discutiendo, haciendo una crítica o diciendo algo a alguien y ese otro se ha sentido atacado? A menudo, en esas situaciones, te has enfrascado en una pelea o espiral de intensidad creciente que no acabado nada bien.

¿Cuántas veces has tenido unas ganas tremendas de decir algo pero te has mordido la lengua por miedo al qué dirán o por miedo a la reacción del otro? Cuando has hecho esto, has podido sentir que no tenías coraje o valor, inseguridad, falta de confianza… y has acabado sintiéndote mal, disminuyendo la imagen que tienes de ti mism@: tu autoestima.

Decir lo que uno piensa se torna a veces complicado por estas y otras razones. Sin embargo, distintas investigaciones en el campo de la psicología han comprobado que el hábito de decir lo que uno piensa es fundamental para mejorar o mantener la autoestima y la confianza en uno mismo y que no hacerlo aumenta los sentimientos de tristeza y desesperanza.

En este post te explico cómo decir lo que piensas y mejorar tu autoestima desde la TOMA DE CONCIENCIA Y LA ASERTIVIDAD, sin que hacerlo tenga que convertirse en algo desagradable para otras personas o para ti mism@.

¿Qué es la asertividad?

La asertividad se define como la habilidad de expresar nuestros deseos, opiniones y pensamientos o hacer valer nuestros derechos, de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás. La asertividad se puede aprender, igual que se aprenden los modales.

Comunicación asertiva

Dentro de la comunicación asertiva existen distintas técnicas como las técnicas del disco rayado, el banco de niebla, el acuerdo asertivo, etc.. Sin embargo, hoy quiero hablarte exclusivamente de una en concreto que me encanta y que creo que es muy apropiada para resolver situaciones como las mencionadas al principio: los MENSAJES YO.

Mensajes YO

Un MENSAJE YO es un mensaje que, como su propio nombre indica, se expresa desde el YO, en primera persona, en lugar de desde el TÚ. Es una forma de comunicarse muy sencilla y eficaz que se puede aprender y que se utiliza para mejorar nuestras relaciones sociales. Cuando decimos o discutimos aludiendo al TÚ (tú no has quitado la mesa, tú has dejado todos los papeles encima de mi escritorio), las probabilidades de que el otro se sienta atacado u ofendido y adopte una postura defensiva son mayores. Además, esto es habitual que vaya acompañado de una actitud poco proclive a escuchar lo que quieres decir y, por supuesto, a realizar un cambio en la conducta acorde con lo que deseabas al iniciar la comunicación.

La fórmula de un MENSAJE YO para decir lo que piensas desde la asertividad es la siguiente:


“Cuando… (exponer conducta o situación)
me siento… (explicar los sentimientos que genera lo anterior)
porque…(comentar las consecuencias de esa conducta/situación).
Me gustaría que… (dar la solución)
para que….(explicar las consecuencias de poner en marcha la solución)“.

 

Aquí te lo explico con más detalle.

1. Cuando….(conducta/situación).
Añade una descripción objetiva de los hechos sin emitir juicios.

2. Me siento…. (sentimientos).
Habla en primera persona, desde el yo (no desde el “tú”) expresando lo que te hace sentir esa situación a la vez que mantienes la calma.

3. Porque…(consecuencias de esa conducta/situación).
Describe a tu interlocutor las consecuencias de que se siga manteniendo determinada conducta o situación. Si lo deseas, añade los sentimientos que crees que puedes experimentar, cómo esa situación puede afectar a otras personas o situaciones,…

4. Me gustaría…(solución).
Concreta los cambios que quieres que se produzcan en el comportamiento de la otra persona o en la situación existente para hacer ver al otro que hay soluciones que puede llevar a cabo para mejorar la actual situación.

5. Para que… (consecuencias de poner en marcha la solución).
Añade las consecuencias positivas que tendrá implementar esos cambios.

Ejemplos de Mensajes YO

Aquí van un par de ejemplos:

“Has entregado la memoria tarde por tercera vez (conducta/situación) lo que me molesta mucho/lo que ha hecho que me sienta nervioso/angustiado/con miedo (cómo te sientes) porque el director siempre llama la atención después a todo el departamento (consecuencias). Me gustaría que cumplas los plazos a partir de ahora (solución) para evitar problemas y que todos estemos tranquilos y contentos la próxima vez (consecuencia de aplicar la solución).”

“Toda la mesa está llena de tus cuadernos y tus libros, aunque te he pedido que me dejaras algo de sitio (conducta/situación) lo que me hace sentir nervioso y molesto (cómo te sientes) porque impide que yo pueda utilizarla también (consecuencias). Me gustaría que despejes la mitad del espacio disponible (solución) para que los dos podamos trabajar sin problemas (consecuencia de aplicar la solución)”.

Ahora te toca implementar. Mi recomendación es que imprimas o escribas la fórmula en un papel y la coloques en algún lugar visible de tu casa o de tu lugar de trabajo. Verás que los resultados que da son increíbles: mejor comunicación, mayor confianza y mayor autoestima.

Te invito, además, a que si quieres compartirlos conmigo, dejes tu comentario.

¡¡Felíz dia!!!